Empresas exportadoras: Internet ya no es una opción, es una obligación.

(Artículo publicado en Nicaragua EXPORTA)

Para una empresa exportadora, Internet ya no es una opción o una posibilidad, es una obligación, un mínimo requerido. Personalmente, he participado en la organización de rondas de negocio entre empresas de América Latina y Europa, en las que las compañías europeas se negaban a tener citas con las empresas latinoamericanas que no contaran con sitio web, las consideraban poco formales o sin interés real por la exportación.

Para aprovechar Internet en todo su potencial, lo primero es plantear qué objetivos se pretende alcanzar con la presencia en la red. Esos objetivos pueden consistir en buscar representantes o distribuidores en el exterior, apoyar  otras acciones promocionales, potenciar la marca, intentar saltar eslabones de la cadena de distribución, o fidelizar clientes actuales, entre otros. Todos ellos son objetivos válidos y todos darán lugar a estrategias diferentes. La reflexión inicial sobre por qué quiero estar en Internet, es imprescindible.

En segundo lugar, hay que comprender que Internet es Internet, no es televisión, ni prensa, ni ningún otro medio. El lenguaje de Internet es único y está basado en el hecho de que si a la persona que tenemos frente a la web no le interesa lo que ve, abandona el sitio y busca otra cosa. En Internet hay que pensar siempre en qué busca nuestro potencial cliente, qué le interesa y, sobre todo, cómo podemos enlazar esos intereses con nuestra oferta. Hace ya unos años le dije a una empresa española harinera que pretendía vender por Internet sus “harinas especiales” (para hacer crepes, “pescaito frito” o tempura) que nadie iba a buscar en Google “comprar harina en Internet” y eso era verdad, pero lo que sí buscaron sus clientes fue cosas como “recetas de crepes”. Con este ejemplo quiero poner de relevancia que en Internet no es válido contar sólo lo que nos interesa sin tener en cuenta a los usuarios. Debemos proporcionar contenidos útiles que realmente demanden los usuarios en Internet, y buscar el camino para relacionarlo con nuestro negocio.

Así pues, una de las claves es el contenido. Para que dicho contenido sea creíble debe estar bien redactado, debe seguir los cánones de “navegación” de las webs más conocidas y debe ser actual. Los usuarios deben notar que hay alguien al otro lado de la web y para eso es fundamental que la información esté actualizada.

Otra de las cuestiones que facilitarán la sensación de que hay gente detrás de la web, y por lo tanto generará confianza, es la comunicación. Internet debe ser principalmente una vía de comunicación. Debemos estar abiertos a recibir correos electrónicos u otro tipo de contactos a través de nuestra web y a responder lo antes posible, de forma clara, informativa y orientada hacia nuestros objetivos de negocio.

Tampoco hay que olvidar el valor de Internet como fuente de información para la exportación. Basta con buscar en Google Exportar a Estados Unidos desde Nicaragua y aparecerá muy buen material de sitios como www.iica.int.ni (el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura) o www.cbi.eu (el Centro Europeo para la Promoción de la Importaciones de Países en Desarrollo).

Otra de las cuestiones importantes es que vivimos la llamada Web 2.0, es decir, Internet se ha convertido en un lugar donde cualquier puede subir sus videos a Internet, crear un blog donde contar su vida, o publicar las fotos de sus vacaciones para que las vean sus amigos a través de alguna red social. Este fenómeno abre una gran oportunidad para las empresas, ya no hay que esperar que los clientes lleguen hasta nuestra web, podemos ir allá donde están.

Para las empresas cuyo objetivo sea encontrar importadores o distribuidores en el extranjero, sitios web como Alibaba.com o Quiminet.com pueden representar una gran oportunidad de mostrar sus productos al mundo.

Empresas Nicaragüenses ofreciendo sus productos en el portal Alibaba.com

Aquellas que tengan algo que contar, como sus procesos artesanos, la relación con el medio natural, su participación en ferias o eventos, o las últimas tecnologías incorporadas, pueden informar al mundo a través de blogs creados en sitios sin costo como Blogger.com o WordPress.com. Incluso es posible crear nuestro primer sitio web a través de herramientas igualmente gratuitas y de fácil manejo, como About.me.

Podemos de una forma muy sencilla publicar vídeos donde se muestren las cualidades de la empresa o los productos en Youtube.com. Otra posibilidad es vincularnos con el cliente final a través de Facebook.com, o movernos en redes sociales profesionales como LinkedIn.com.

Vale la pena que conecte su computadora, consulte alguna de las páginas mencionadas y piense sobre las múltiples posibilidades de llegar de una mejor forma a sus clientes actuales y potenciales. Las empresas de todo el mundo utilizan Internet para exportar, ¿Va a ser su empresa menos?

Anuncios

Caite, artesanía nicaragüense en Internet.

Caite Velas Artesanales es un ejemplo de empresa basada en la creatividad. Esta empresa familiar nicaragüense se dedica desde el año 2001 a la elaboración de pantallas y velas aromáticas artesanales, funcionales y decorativas.

Caite es una empresa joven con mucha visión y enfocada a contribuir al desarrollo comunitario de Nicaragua. Cabe destacar que el 80% del personal que trabaja en Caite, está conformado por mujeres, en palabras de sus directivos “debido a la delicadeza, esmero y dedicación que el trabajo requiere”.

La empresa se ha dado cuenta que Internet es una herramienta que representa una manera rápida y económica de llegar al cliente, es por ello que han decidido comenzar con el Plan de Internacionalización de las PyMEs Centroamericanas financiado por AECID.

La empresa contaba en un principio con una página web (www.velascaite.com) y un perfil personal en Facebook. En sus palabras, Caite velas opina que Internet: “Es de fácil acceso para que el cliente vea quiénes somos y lo que producimos. El Cliente por medio de la página que tenemos nos hace consultas directas sobre el producto de su interés para después visitarnos”.

Actualmente Caite ha realizado una ampliación de la presencia en Facebook, pasando de un perfil personal a una página de empresa; el rediseño de la página web; y la elaboración de un video promocional que se ha dado a conocer a través de Youtube.

Página en Facebook de Caite

Además se está empezando a utilizar nuevas herramientas como la creación de un blog y un perfil en Twitter. La idea es seguir en otros foros sociales la senda marcada en Facebook, donde el número de Fans ha aumentado considerablemente hasta superar los 400, con un notable incremento en el interés,  comentarios y participación de los mismos.

En Facebook, además de publicar fotos de nuevos productos y noticias de las novedades, ahora mismo se están haciendo promociones (como descuentos) en ocasiones especiales como Navidad o El día del amor y la amistad. En un futuro cercano se piensa ofrecer un descuento especial directo a los fans y otro por sugerir ser fans de la página.

A juicio de Carla Ibarra y Juan Carlos Roa, socios fundadores de la empresa, “los  cambios que se están gestando en la web son importantes ya que queremos que el sitio sea la tarjeta de presentación de la empresa. Queremos comenzar con el envío de boletines como parte de las sugerencias de los consultores, para que mantengamos a nuestros clientes al tanto de las novedades de la empresa y así nosotros poder verificar nuestra base de datos para brindarles un mejor servicio”.

Hasta el momento, las herramientas con las que Caite ha venido trabajando han dado buenos resultados, en base a esto, han decidido investigar más sobre los beneficios que pueden obtener utilizándolas para poder captar más clientes y poder aumentar sus ventas: “Más adelante sí nos interesaría la venta en línea. Actualmente estamos rediseñando nuestros productos y nuestros procesos, para elaborar lo que el cliente busca y producir más, solo así valdrá la pena de asumir el reto de ofrecer nuestros productos en línea”.