Google One Pass ¿Un nuevo paso hacia la Web 3.0?

Google ha lanzado, Google One Pass, un sistema de acceso a contenidos digitales que permite establecer relación directa de pagos con el usuario que según Lee Shirani, director de Gestión de Producto de Google, tiene como objetivo ” proveer con una plataforma abierta y flexible que acentúe nuestro compromiso para apoyar a los editores, el periodismo y el acceso a contenido de calidad”.

Este sistema es competencia del líder actual App Store, aunque mientras que Apple cobra a los editores un 30% del precio, Google sólo cobrará un 10% o incluso nada, siempre que el usuario compre el contenido o se abone utilizando otros medios de pago.

Google One Pass permite que las compañías fijen los precios así como los períodos de suscripción y establece un nombre de usuario y contraseña única para el usuario, que podrá acceder a las publicaciones que tenga contratadas desde cualquier aparato. Además permitirá a los vendedores acceder a los datos de los compradores (en App Store se lo queda Apple).

Pero en mi opinión personal, hay otro tema interesante en todo esto y es que gran cantidad de contenidos se clasificarán y podrán ser buscados bajo información semántica. Esto (de nuevo en mi opinión personal) es un nuevo paso hacia la Web 3.0.

La Web 3.0 sería el siguiente paso, lo que se diferencia de la Web 3.0. A su vez, el término 2.0 se popularizó a partir de la conferencia O’Reilly Media Web 2.0, en el año 2004 (si bien ya había sido utilizado anteriormente por otros autores). Esta expresión se ha asociado a cuatro aspectos clave de la nueva ola que comenzó a invadir Internet hace unos años:

  • Las plataformas y ambientes colaborativos (desde YouTube hasta Facebook, pasando por la Wikipedia) donde son los propios usuarios los que generan el contenido.
  • Una nueva organización de la información, a través de etiquetas (o tags) en lugar de con árboles de clasificación y buscadores (como Google) en lugar de directorios.
  • La sensación de estado Beta (o en pruebas) continuo. No importa lanzar las cosas aunque no estén del todo cerradas, lo importante es que evolucionen con los usuarios.
  • Multiplataforma, la Web salta de los ordenadores a otros dispositivos como teléfonos, televisiones, libros electrónicos, etc.

Los cambios de la Web 2.0 han sido tremendamente importantes, ya que no se han quedado únicamente en un entorno tecnológico sino que han conllevado significativos cambios sociales. La proliferación de plataformas de creación (como los blogs), de comunicación, de participación y las redes sociales, han traído consigo la aparición de una sociedad mucho más comunicada e interconectada. Muestra del alcance de estos cambios son los últimos acontecimientos de Túnez o Egipto.

Por otra parte, el término Web 3.0, que fue acuñado por John Markoff, periodista que hace las veces de corresponsal del New York Times en Silicon Valley, en el año 2006. La expresión se refería a la futura tercera generación de servicios basados en Internet  que podrían caracterizarse por una Web Inteligente y que incluirían algunos conceptos como la Web Semántica, las búsquedas en lenguaje natural, el aprendizaje de las máquinas, los agentes recomendadores y las tecnologías relacionadas con inteligencia artificial, entre otras.

Aunque todavía no está muy claro que se pueda hablar de la entrada en la Web 3.0, hay algunos signos que indican la presencia ya de ciertos rasgos característicos de la misma.

En la sesión de tormenta de ideas que O’Reilly y  MediaLive International mantuvieron para definir la Web 2.0 se hizo un cuadro en el que aparecían una serie de conceptos de la Web 1.0 y cómo esos conceptos se transformaban en algo diferente en la Web 2.0. A continuación presentamos el mismo cuadro pero con una columna adicional, la correspondiente a la Web 3.0.

Web 1.0 Web 2.0 Web 3.0
Double click –> Google AdSense –> Publicidad Personalizada
Ofoto –> Flickr –> Búsquedas Visuales
mp3.com –> Napster –> iTunes
Britannica Online –> Wikipedia –> Inteligencia Colectiva (p. ej. Quora)
Páginas web personales –> Blogs –> Publicación desde dispositivos móviles (twitter, instagr.am…)
Evite –> Upcoming.org y EVDB –> Redes sociales con Geoposicionamiento (Foursquare, Yelp…)
Especulación con los nombres de dominio –> Optimización en buscadores –> App Stores, Google One Pass…
Páginas vistas –> Coste por clic –> Número de seguidores o de descargas de Apps
Publicación –> Participación –> Interacción dentro de los círculos sociales y con el entorno
Sistemas de gestión de contenidos –> Wikis –> Apps de publicación en redes sociales desde dispositivos móviles
Directorios (taxonomía) –> Etiquetados (folksonomía) –> Búsqueda semántica (imágenes / App Stores), búsquedas sociales, búsquedas condicionadas por el entorno
Recuerdo de direcciones web –> Sindicación –> Vinculación en redes, seguimiento en Twitter y suscripción en iTunes

En mi opinión, la Web 1.0 permitía “informarse”, 2.0 permite “compartir” y la Web 3.0 permitirá “hacer”.

Más información sobre este tema en http://tgbe.ws/5gpl1j

¿Y ustedes qué opinan?

@eduardoalbala

Ya a la Venta el libro “La Web’11 (Guía para sobrevivir en Internet en el año 2011)”

Compartir en Facebook

La guía se encuentra ya a la venta en www.lulu.com (formato tradicional).

——————————————————-

AVISO IMPORTANTE: En virtud de un acuerdo de Barrabés América como aliados estratégicos de la Comunidad de Aprendizaje del Clúster de Tecnología de Información y Comunicaciones (TIC) del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el libro se ha vuelto a editar bajo el nombre Bienvenida Web 3.0 y se puede descargar de forma gratuita desde www.lulu.com.

——————————————————-

El libro escrito por Eduardo Albalá y con prólogo de Carlos Barrabés, analiza las novedades introducidas en los últimos meses del 2010, tanto por los líderes actuales de Internet, como los de Hardware y Software, así como por multitud de incipientes Start-ups. Esta cantidad de cambios ya no pueden verse como hechos aislados sino como la antesala de un completo cambio de paradigma.

La Web'11 (Guía para sobrevivir en Internet en el año 2011)

Los capítulos de este libro son:

Prólogo de Carlos Barrabés
I. Introducción (Ver este capítulo)
II. Información y Búsquedas
III. Búsquedas visuales
IV. Búsquedas sociales
V. Nuevas formas de navegar
VI. Nuevos dispositivos
VII. Las Apps son la nueva Web
VIII. Cloud Computing
IX. Compras sociales (Ver este capítulo)
X. Inteligencia colectiva – Inteligencia artificial
XI. Identidad digital y publicidad personalizada
XII. Internet de las cosas y M2M
XIII. Nuevos medios de pago
XIV. Geoposicionamiento

Los ingresos para el autor derivados de esta publicación (70% en el caso de la distribución digital) serán íntegramente destinados a la Asociación LZ Cuatlimayan, con el fin de ayudar a las mujeres e infancia de Guatemala.

A continuación el prólogo de Carlos Barrabés:

Este año 2011 el mundo va a ser más móvil, probablemente ubicuo. Sin duda la geolocalización va a romper claramente muchas de las barreras mentales y sociales que todavía tenemos. Todo esto estará amparado por la entrada masiva del Cloud Computing, la Nube, que sin duda va a cambiar nuestras vidas de una manera muy importante. También veremos nuevos entornos basados en tecnologías NFC y RFID. En general vamos hacia un mundo muchísimo más cercano pero, al mismo tiempo, mucho más grande. Vamos a la vez a un mundo mucho más global pero también muchísimo más personal. Además hay que tener en cuenta la irrupción salvaje del vídeo, los nuevos dispositivos y las nuevas formas de navegar, en un entorno con mayor ancho de banda y totalmente en movilidad, con mayor capacidad por parte de los terminales, tanto de proceso, como de capacidad de interactuación con el usuario.

La Web 2.0 abrió la posibilidad de que todos fuéramos iguales ante Internet, ahí aparecieron sitios como la Wikipedia o Youtube, donde todos formábamos parte, todos podíamos participar por igual y con el mismo peso. Después surgieron las redes sociales y por último Twitter. Es en esta última plataforma donde probablemente más se ha visto una era Post-2.0. La existencia de un lenguaje propio (con los hashtags, las menciones o los retweets) y sobre todo la aparición de influencers o líderes de opinión hace que de nuevo no todos los usuarios sean iguales. Existen las mismas posibilidades pero la meritocracia lleva a unos resultados o a otros. Algunos twitteros consiguen más seguidores, obtienen más reenvíos de sus mensajes, son más influyentes. Frente a la masa de la 2.0 aparece la meritocracia de la Web actual. Otros fenómenos como las Compras Sociales, o el Crowdsourcing también forman parte de esta época de cambios en Internet.

Pero hay otras tendencias y tecnologías, en especial el Internet de las cosas, el M2M, el geoposicionamiento o las Apps, que pertenecen a un mundo completamente diferente al de la Web 2.0. Con toda esta nueva ola podríamos decir que claramente se inaugura una nueva era en Internet.

Los grandes jugadores ya han marcado sus estrategias y su lucha por que dominen unos u otros modelos impulsará el desarrollo de la Web de la misma forma que la rivalidad entre EE.UU. y la Unión Soviética impulsó la carrera espacial en los 60. Al mismo tiempo, conviviendo con estas grandes potencias de Internet, es el momento de las Start-ups, empresas que buscan convertirse en los nuevos Google, Microsoft, Facebook o Apple, (o ser comprados por alguno de ellos).

Este nuevo entorno supone una gran oportunidad para emprendedores de cualquier parte del mundo. En un entorno de fácil acceso, en la Nube, estos emprendedores pueden aspirar a que sus Apps, sus juegos para Facebook, sus diseños o sus campañas de marketing sean vistas y compradas en cualquier parte del mundo. Internet es un mercado más abierto y con más posibilidades que nunca. Ahora, para que el trabajo de un emprendedor sea visto en todo el mundo sólo hace falta que sea realmente brillante. Pasamos de un mundo de conocimiento a un mundo de capacidades.

Sin embargo, y como bien queda reflejado en este libro, Internet también se está convirtiendo en algo más complejo, esto, unido a la importancia de los dispositivos como los Smartphones, los o eBooks o las Tablets, puede acrecentar la brecha digital con los países en desarrollo y sin duda es algo que nos debe preocupar y en lo que tenemos que trabajar.

Este libro ofrece muchas de las claves del cambio que vamos a vivir en el 2011 y que va a ser totalmente necesario conocer, en un contexto tan cambiante y con oportunidades tan atractivas.

Compartir en Facebook